Tatewaki Nio

Contenido

Tatewaki Nio

Brasil / Japón

Tatewaki Nio nació en Kobe, Japón, en 1971. Después de estudiar sociología en la Universidad Sophia de Tokio, se mudó a Brasil en 1998 y estudió fotografía en el Centro Universitario Senac de São Paulo. El paso del tiempo en el entorno urbano es un motivo central en la obra de la artista, cuya serie Escultura do Inconscente, relacionada con las transformaciones del paisaje urbano de la ciudad de São Paulo, ganó el Premio de Arte Contemporáneo de la Fundación Funarte en 2011. Su obra también ha sido expuesta en el Museo Oscar Niemeyer en Niterói (2016), en el Maria Antonia University Center São Paulo (2012), en el marco de la Bienal de Arquitectura de São Paulo (2013), en Photo España (2015) y en el Arte Lagune Prize de Venecia (2013).

Enlace

Neo-Andina

Neo-Andina

Residencias fotográficas 2016

Neo-andina es un proyecto sobre el reciente desarrollo de una nueva forma arquitectónica en la ciudad de El Alto, Bolivia. El Alto, una de las ciudades periféricas de la capital boliviana, La Paz, tiene más de 858 000 habitantes, en su mayoría de origen aymara. Desde 2006 y la investidura de Evo Morales, ha surgido una nueva clase burguesa, especialmente en la ciudad de El Alto. El símbolo de la riqueza de esta pujante burguesía se expresa por medio de grandes construcciones de colores, los cholets, término forjado por la combinación de la palabra cholo (persona de ascendencia aymara) y chalet. Estos grandes edificios de varios pisos combinan por lo general tiendas en la parte inferior y los apartamentos del propietario en la parte superior. La mayoría de ellos también poseen una gran sala de fiestas, que se puede alquilar para diversas ocasiones. La mayoría de estos edificios están diseñados por el arquitecto Freddy Mamani, y la ciudad cuenta hoy en día con unos 170 cholets. Tatewaki Nio tomó una gran cantidad de fotografías en este espacio, interrogándose acerca de la vida local y las condiciones de emergencia de este estilo arquitectónico que modifica considerablemente el paisaje urbano y social andino. Intenta determinar el origen de los colores y patrones utilizados en esta arquitectura, que teóricamente reutiliza motivos tradicionales
andinos, mientras se cuestiona sobre el rol del arquitecto y su grado de intervención personal en este estilo. Si bien el fotógrafo tiene por objetivo mostrar estas imágenes a una audiencia brasileña, familiarizada con la noción de mestizaje, podemos interrogarnos sobre la percepción de éstas por parte de la audiencia occidental. De hecho, una vez superada la sorpresa de lo extraño y de la seducción colorida, el juego de recordatorios y comparaciones se aprecia rápidamente. Entre las citas de elementos arquitectónicos de la cultura preincaica de Tiahuanaco, figuran evocaciones de la cultura visual pop japonesa de los años 70 y 80: Transformers o Goldorak, entre otras. En las imágenes de los interiores de los cholets, la sensación de estar en un pachinko (típica sala de juegos japonesa dedicada a máquinas de pinball y máquinas tragamonedas), es aún más fuerte. Tatewaki Nio sabe cómo utilizar el potencial de los edificios, pero también aprovecha la calidad excepcional de la luz a gran altura. Los cielos de un azul saturado donde se extienden algunas nubes refuerzan el aspecto irreal de estos nuevos edificios. Serie realizada en 2016.